23 enero 2017

LAS PIRÁMIDES Y LA ESFINGE DE GUIZA


Llevamos unos días en Sociales estudiando cómo era la vida en el antiguo Egipto, hace unos cinco mil años, y nos ha llamado mucho la atención las enormes pirámides de Keops, Kefren y Micerino, así como la esfinge de Guiza, situadas todas ellas a pocos kilómetros de El Cairo.


La verdad es que sorprende que esos monumentos puedan seguir en pie después de tanto tiempo, aunque hemos visto que los efectos del tiempo y de los pueblos que conquistaron Egipto con posterioridad a la época de los faraones han hecho mella en todos ellos.


Así, nos ha sorprendido mucho ver cómo las pirámides de Keops, Kefren y Micerino, que de lejos parecen muy lisas, realmente están compuestas por inmensos bloques de piedra.



Dicen que antes había gente que escalaba las pirámides, para ver el valle desde arriba. Y la verdad es que tenía que ser muy chula la vista desde allí. Nuestro maestro nos ha puesto unas fotos de unos rusos que no hace mucho burlaron la seguridad de las pirámides y consiguieron subirse a lo alto de ellas.


El otro gran monumento de este valle es la gran esfinge de Guiza, una monumental escultura de 20 metros de altura y 57 metros de longitud que data del siglo XVI a. d C. Parece ser que representa al faraón Kefren con cuerpo de león, y aunque está bastante deteriorada, dicen que antiguamente estuvo pintada en colores muy vivos: la cara y el cuerpo de rojo, y el nemes (tocado de tela que solían usar los faraones) que cubría su cabeza con rayas amarillas y azules.


La esfinge no tiene nariz ni barba postiza debido al ataque de los mamelucos, y en parte ha llegado hasta nuestros días gracias a que la arena del desierto cubrió durante siglos su cuerpo, protegiéndola de la erosión.

20 enero 2017

LA EDAD DE LOS METALES

Terminamos hoy la serie de presentaciones correspondientes a la Prehistoria, y lo hacemos con la Edad de los Metales. ¡Esperamos que os guste!

https://drive.google.com/file/d/0B9EnEfMjTfYFVmdTQ1dTRGdSdG8/edit?usp=sharing

18 enero 2017

EL NEOLÍTICO

Hoy os dejamos la presentación correspondiente al Neolítico, que acabamos de ver en nuestra clase. ¡Esperamos que sea de vuestro interés y que os ayude a comprender un poco mejor cómo era la vida en esta época de la Prehistoria!

https://drive.google.com/file/d/0B9EnEfMjTfYFSHdnSDRlVUF6YXc/edit?usp=sharing

16 enero 2017

EL PALEOLÍTICO

Desde hace unos días estamos dando en Sociales la Prehistoria, y para comprenderla mejor nos estamos apoyando en unas presentaciones muy sencillitas. En ellas aparece de modo muy resumido cómo vivían y cuáles eran las principales costumbres de nuestros antepasados. De momento os dejamos la presentación relativa al Paleolítico, y en los próximos días colgaremos las correspondientes al Neolítico y a la Edad de los Metales.

¡Esperamos que os gusten!

https://drive.google.com/file/d/0B9EnEfMjTfYFVWxnN1ZteVMtRHM/edit?usp=sharing

13 enero 2017

QUÉ ES EL BIPEDISMO Y QUÉ VENTAJAS ADAPTATIVAS TUVO PARA LOS PRIMEROS HOMÍNIDOS

Básicamente, el bipedismo es caminar sobre los dos pies. Los seres humanos somos los únicos que nos desplazamos exclusivamente así. No obstante, homínidos tan antiguos como los Australopithecus (que vivieron hace más de 3 millones de años) ya empezaron a emplearlo, y eso lo sabemos hoy puesto que esta particular forma de locomoción implica modificaciones en las extremidades, cadera y columna vertebral que pueden observarse en el registro fósil. 



El bipedismo ofrecía a estos primeros homínidos una serie de ventajas adaptativas en la dura vida de la sabana. Por ejemplo, aunque andar sobre las extremidades inferiores implica una pérdida de velocidad, también conlleva un menor gasto de energía que caminando sobre cuatro patas. Andar erguido también minimiza la exposición del cuerpo a los rayos del sol, lo cual es una ventaja en hábitats como la sabana, muy calurosos y con escasos árboles. Eso por no mencionar que esta mayor resistencia al calor le permitía a estos primeros homínidos desplazarse incluso durante las horas de más calor, que es cuando los depredadores no están activos, reduciéndose así el peligro de sufrir un ataque de estos. Al estar menos expuestos a las altas temperaturas, se reducía mucho la sudoración, con lo que el consumo del agua era menor. Y al andar erguidos podían ver por encima de la alta hierba en las praderas y sabanas, lo que les permitía localizar a sus posibles depredadores y también a sus presas. Por último, andar les permitía mantener liberadas las manos para otras actividades (cargar objetos, defenderse con piedras o palos o transportar a las crías), lo que muy posiblemente favoreció el desarrollo de su inteligencia.

11 enero 2017

APUNTES SOBRE LA EVOLUCIÓN HUMANA. INTRODUCCIÓN

Imagina que tengo un puzle con 1.000 piezas y te doy 5, 6 o 7, al tiempo que te pido que hagas ese puzle. “Eso es imposible”, dirás con seguridad, “me faltan casi todas las piezas”. Algo parecido sucede con la evolución humana. En primer lugar, porque apenas si se han descubierto y estudiado una pequeña parte de los yacimientos que, potencialmente, existen sobre nuestro planeta. En segundo lugar, porque los restos hallados son, en la mayoría de los casos, incompletos y fragmentarios.

 
(Esqueleto fosilizado de "Lucy", un Australopithecus afarensis de 3,2 millones de años de antigüedad descubierto en 1.974 en Etiopía. Se trataba de una hembra de 1 metro de altura y unos 27 kg de peso, que contaría al morir con unos 20 años de edad (las muelas del juicio estaban recién salidas). Al parecer tuvo hijos y su cráneo es minúsculo (comparable al de un chimpancé). La forma de la pelvis, así como la articulación de su rodilla nos indican que "Lucy" andaba sobre sus miembros posteriores, lo que es un indicador formal de su evolución hacia la hominización).
Y es que si yo te pido que me hables o que te documentes en relación a algún acontecimiento histórico reciente (por ejemplo, el atentado de las torres gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, sucedido por tanto antes de que todos los alumnos de esta clase hubieran nacido), tú siempre podrás recurrir a alguien de tu familia, a alguna enciclopedia o a Internet, y seguro que tras un rato buscando habrás obtenido una gran cantidad de fotografías, vídeos, periódicos de la época, testimonios en primera persona de gente que estuvo allí o que incluso sobrevivieron a esta tragedia, libros, incluso tesis doctorales, etc. Sin embargo, ¿cómo podemos saber cosas de un esqueleto que acaba de ser descubierto en un yacimiento arqueológico, y que posiblemente tendrá varios millones de años? Por aquel entonces no había periodistas ni cámaras, ni por supuesto existía Internet. Para averiguar cosas sobre esos restos será necesario inferir conocimientos, a partir de lo que nos ofrecen los restos. 



Para que lo entiendas mejor, imagina la escena de un crimen: Tú eres camarero en un hotel y cuando abres una habitación determinada te encuentras de sopetón con el cadáver de un cliente. Toda la habitación está cubierta de sangre y hay sillas y papeles tirados por el suelo. Lo más probable es que salgas de allí gritando y que, al preguntarte después la policía, apenas si puedas contestar más que vaguedades: que había un muerto, que todo estaba cubierto de sangre… y poco más. Sin embargo, un detective de homicidios verá un montón de cosas nada más traspasar el umbral de la habitación (cómo ha muerto esa persona, cuántas personas lo han matado, cuál ha sido el móvil del asesinato, si el fallecido conocía a sus asesinos, etc). 
Algo parecido sucede con el científico que estudia los registros fósiles que encuentra en un yacimiento arqueológico. Donde las personas normales sólo vemos un esqueleto, ellos verán una multitud de matices que sus conocimientos y experiencia irán traduciendo con paciencia en información valiosa. Por ejemplo, gracias a la estructura y la morfología de los huesos podrán determinar, además de la edad y el sexo, el tipo de homínido que tienen delante (existen notables diferencias entre, por ejemplo, un Paranthropus robustus y un Homo neanderthalensis). Del estudio de su capacidad craneana podrán deducir su inteligencia y su potencial capacidad para desarrollar y utilizar un lenguaje. 


Sus mandíbulas les darán valiosa información acerca de cómo era su dieta (el mayor o menor desarrollo de los molares o los incisivos les indicarán si comían raíces y frutos silvestres, si ya cocinaban la carne o, por el contrario, la comían cruda). La forma de su pelvis y de los huesos de sus manos y pies les revelarán cómo era su locomoción (¿Era arborícola?, ¿Era bípedo?). 

Encontrar junto a ese esqueleto restos de determinados animales (cabras, perros, cerdos) serán indicadores fiables de que ya domesticaban determinadas especies, al tiempo que les mostrará el surtido de animales que conformaban su dieta. Los posibles restos de fibras les dirán el tipo de ropa que usaban, cómo la confeccionaban, etc. La presencia de semillas, utensilios y herramientas serán la prueba de que ya eran rudimentarios agricultores, y/o qué ya tenían capacidad para construir objetos. La posición del esqueleto, así como la presencia de objetos funerarios asociados, les indicarán su relación con la muerte y la presencia o no de ciertos sentimientos religiosos… Y así podríamos seguir durante un buen rato, pero creo que lo dicho hasta ahora ya es suficiente para que nos hagamos una idea de lo difícil y apasionante que es este mundo que nos disponemos a iniciar en clase: la evolución del hombre. En concreto, su paso por la Prehistoria.

10 enero 2017

APUNTES DE HISTORIA. TERCER CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA

Este año hemos decidido dejar de lado nuestro libro de Sociales a la hora de estudiar Historia. En su lugar, hemos optado por confeccionar nuestros propios apuntes, seleccionando lo mejor de los diferentes textos que nos ofertan las editoriales y complementándolo con otros libros de historia y antropología. El objetivo de esto es doble. Por un lado, obtener una visión más global de la historia y la cronología. Y por otro iniciarnos en el aprendizaje basado en apuntes, lo que nos va a permitir poner en práctica una serie de técnicas de estudio fundamentales (como el subrayado, los esquemas, cuadros comparativos y resúmenes, la escucha activa, el aprendizaje entre iguales, etc).

Para conseguir esto, cada alumno va a recibir una fotocopia de estos apuntes, que es una versión muy general y reducida de la que hoy vamos a colgar en esta entrada. La idea es que sean ellos mismos los que, cada día en clase, vayan complementando sus apuntes con los vídeos y presentaciones que realicen, así como con las explicaciones de los maestros y de los propios compañeros.

Pensamos que estos apuntes no deben constituir un documento cerrado, por eso iremos actualizándolos de forma periódica, en función de las preguntas, dudas y dificultades que su desarrollo vaya generando en las clases. 

Para echar un vistazo a estos apuntes de Historia, pincha sobre la imagen siguiente. (Recuerda que también puedes descargártelos con un solo click). 


https://drive.google.com/file/d/0B9EnEfMjTfYFZDJLM1p2d1RsMmc/edit?usp=sharing

Ojalá que os sirvan de ayuda.

18 diciembre 2016

MIDWAY Y LOS ALBATROS

Esta mañana hemos estado hablando en clase de algunos de los principales problemas que tiene el medio ambiente, como el calentamiento global, la deforestación, la pérdida de biodiversidad o la contaminación. De este último hemos visto un impactante vídeo grabado por Chris Jordan. 

video
 

Midway es un atolón cercano a Hawaii, conocido por ser la reserva de albatros más grande del planeta. Lo que la gente no sabe es que este lugar también se ha convertido en uno de los mayores basureros del Pacífico. Cada día llegan a él toneladas y toneladas de plástico, una parte de las cuales termina siendo ingerida por los albatros, constituyendo así la causa principal de sus muertes.

16 diciembre 2016

EL "SÉPTIMO CONTINENTE"



Una de las graves consecuencias que trae consigo el deficiente tratamiento de los residuos que generamos las personas es la acumulación de basura en diferentes puntos del planeta. Es el caso de la gran isla de basura del Pacífico, más conocida como el “Séptimo Continente”. Está situada a unos 1000 kilómetros de Hawaii, y ocupa una extensión aproximada de 3 millones de kilómetros cuadrados (como seis veces España). 


Lo peor de todo es que esta gran isla de basura no para de crecer, hasta el punto de que su tamaño se ha incrementado más de cien veces en los últimos cuarenta años. Como es lógico, esto ya está teniendo consecuencias muy graves para los ecosistemas marinos (estudios realizados en las inmediaciones de este lugar han constatado que un alto número de peces contienen plástico en sus estómagos). 

Fue Charles Moore quien en 1997 descubrió por casualidad esta enorme isla de plástico. Básicamente, está compuesta por boyas, redes de pesca, bolsas o tapones de botellas. 


Parece que la del Pacífico no es la única gran isla de basura que existe en el mundo, y los investigadores creen que puede haber cuatro más.